Murió un potrillo recién nacido por el miedo a la pirotecnia

El pequeño animal no soportó los nervios que le provocaron las explosiones.

La madre llora la muerte de su pequeño "Fernandido" nacido unos pocos días atrás en el Refugio para animales "San Francisco de Asís", Cañuelas

La madre llora la muerte de su pequeño “Fernandido” nacido unos pocos días atrás en el Refugio para animales “San Francisco de Asís”, Cañuelas

La desgraciada noticia tuvo gran impacto en las redes sociales tal como indicó la nota de nuevodiarioweb.com.ar:

BUENOS AIRES.- Al llegar las 00 horas del 25/12/2013, el cielo se llenó de destellos y de ruidos. Los animales del refugio de animales San Francisco de Asís, ubicado en Cañuelas, entraron en pánico y algunos no pudieron resistirlo. Así fue el caso de Fernando, un potrillo de apenas seis días de vida que no soportó los nervios que le provocaron las explosiones.

A través de un comunicado difundido por Facebook, el refugio San Francisco informó la triste noticia. “Estamos DESTRUIDOS, se nos fue el más bebé y nada pudimos hacer. A pesar de los esfuerzos de Patricia y de haberlo entrado al casco de la casa tratando de aminorar su estado, el gordo se le fue en los brazos, aterrado por los ruidos y estruendos”, explicaron desde el refugio.

“Su corazoncito no resistió el miedo. Te vamos a extrañar mucho Fernandito. Un angelito más en el cielo”, finalizó la nota que se dio a conocer a través de la red social más grande del mundo.

La muerte en el refugio revive el reclamo de los proteccionistas y de gran parte de la población del Conurbano por la prohibición del uso de la pirotecnia en las fiestas de fin de año.

¡FIRMÁ AHORA POR EL FIN DE LA PIROTECNIA EN ARGENTINA!

El diario lainformaciononline.com.ar amplia:

En el refugio de animales San Francisco de Asís todo era alegría hace unos días. El 19 de diciembre, Dulce, una de las yeguas recuperadas del maltrato, dio a luz a un potrillo que en el hogar bautizaron “Fernandito”.

“¡Estamos felices! El gordito NUNCA conocerá lo que es trabajar, ni tirar carros, ni que lo monten, sólo vivirá LIBRE junto a su mami en el Refugio comiendo cosas ricas y descansando. ¿No es hermoso?”, postearon en su página de Facebook junto con una foto del recién nacido.

Pero la alegría duró poco: a sólo seis días de su nacimiento, Fernandito falleció como consecuencia del uso de la pirotecnia. No pudo soportar los nervios provocados por el estruendo de bombas y cohetes en Nochebuena, y falleció ante la impotencia de los colaboradores que se habían acercado al refugio a previendo este tipo de situaciones.

Según se informó, al llegar la medianoche, los casi 500 animales (en su mayoría perros y caballos recuperados) del hogar entraron en pánico. El potrillo no pudo superar la situación y murió.

Una impactante imagen publicada en Facebook muestra el desconsuelo de la yegua al ver a su cría sin vida. Y reaviva el debate por el uso de la pirotecnia.

“Estamos DESTRUIDOS, se nos fue el más bebé y nada pudimos hacer. A pesar de los esfuerzos de Patricia y de haberlo entrado al casco de la casa tratando de aminorar su estado, el gordo se le fue en los brazos, aterrado por los ruidos y estruendos. Su corazoncito no resistió el miedo. Te vamos a extrañar mucho Fernandito”, publicó el Refugio en su página de la red social.

“¡A la pirotecnia le decimos NO! Por vos, por todos los demás animalitos, por los niños, los ancianos que sufren esta poco feliz forma de festejar haciendo daño”, agregaron.

¡FIRMÁ AHORA POR EL FIN DE LA PIROTECNIA EN ARGENTINA!

Post Tagged with , ,